6 de cada 10 ataques a empresas se realizan desde dentro

Los ataques de personal con accesos privilegiados suponen uno de los mayores peligros para la seguridad de la información corporativa y la de los clientes, lo que se traduce en un gran coste económico. De hecho, según un reciente estudio de IBM Security, el 60% de los ataques perpetrados en las organizaciones se llevaron a cabo desde dentro; y de forma paralela, han aumentado las fugas de datos derivadas de amenazas internas.

Por otro lado, y según las investigaciones realizadas por Ponemon Institute, los hackers y los “criminal insiders” son los principales culpables de los agujeros de seguridad y fuga de datos en las empresas. De estos ataques, tres cuartas partes se llevan a cabo con intenciones maliciosas; siendo sólo una cuarta parte de los insiders aquéllos que realizan una mala praxis contra la empresa de manera involuntaria.

Asimismo, el coste global de las infracciones llevadas a cabo este año por los insiders con malas intenciones en sus compañías es de 154 euros per capita; muy por encima del correspondiente a fallos del sistema e infracciones involuntarias (125 euros y 120 euros per cápita, respectivamente).

NUESTRA RECOMENDACION:

Ante este panorama, es importante hacerse una solución de ciberseguridad que tenga funciones de protección avanzada, pero que cuente también con la capacidad de detectar y remediar las posibles amenazas.

A continuación, hay que aplicar un modelo capaz de controlar los procesos activos en todas las máquinas conectadas a la red corporativa.

Seguidamente, es preciso revisar todas las políticas de personal y sistemas de control para ajustar las exigencias de privacidad y adaptarlas a la tecnología de la que se dispone.

Y finalmente, es crucial mantener actualizados los sistemas operativos y programas de todos los dispositivos de la empresa.