Contraseñas: no las compartas con nadie.

Compartir la contraseña no solamente es decírsela a alguien de nuestra confianza para que nos ayude a hacer alguna gestión por nosotros. Puede ser dejar un post-it pegado en el monitor, un papel debajo del teclado o muchas otras cosas. No nos damos cuenta de lo que puede suponer, porque no es lo que esa persona con la que compartimos nuestra contraseña, y por lo tanto nuestros datos más personales, pueda hacer con ella, sino lo que otros puedan hacer con los datos que esa persona de nuestra confianza tiene sobre nosotros.
 
¿Te imaginas que tú o la persona que tiene tu contraseña os enfadáis? Y si son varias contraseñas las que has compartido, ¿las cambiarías una a una?.
 
Algo importante que debemos tener en cuenta si compartimos nuestras contraseñas, es tener mucho cuidado de cómo lo hacemos, qué medios utilizamos (Whatsapp, Messenger de Facebook, etc).

Opción más segura.

Bien si queremos compartir alguna de nuestras contraseñas, o bien si tenemos tantas contraseñas que no nos acordamos, no es buena idea ir apuntándolas por ahí. Existen programas como LastPass que nos ayudan a gestionarlas.
 
Existen otros programas, pero hemos elegido LastPass por su sencillez, su precio y porque puedes sincronizar las contraseñas en todos tus dipositivos, incluídos los móviles android, iOS o Windows.
 
Además, podrás tener tantas contraseñas como quieras y de la dificultad que quieras. Solamente tendrás que recordar una y obtendrás acceso a toda la información que guardes dentro de tu caja de seguridad. Si eres una empresa y tienes varios empleados, puedes ponerles la aplicación y gestionarlo todo desde un único punto.
 
Y, si quieres compartirlas con alguien, ¡puedes hacerlo desde la propia aplicación! Si es que todavía quieres hacerlo después de leer este artículo.
Para probarlo de forma totalmente gratuita, solamente tienes que pulsar en la imagen de arriba y dejar algunos datos. Si finalmente te gusta y decides ser usuario, nos gustará que nos lo digas y nos cuentes tu experiencia. Si tienes dudas, contacta con nosotros para ayudarte. Tus datos están en juego.